El brillo de los abalorios puede transformar un vestido de noche en inolvidable y personalizar un estuche o bolso. Los cuadros y los iconos bordados con abalorios se convierten en verdaderas obras de arte. Son muy vistosos para la decoración de cualquier interior, y ademas se ven como un regalo digno, hecho con sus propias manos. Pero si estas leyendo esta pagina supongo que todavía no sabes bien como realizar el bordado. No te preocupes, porque te hemos preparado toda la información que necesitas saber para realizar este trabajo. Como bordar con abalorios

Por dónde empezar el bordado

El primer cuadro tiene que ser simple, con pequeña cantidad de colores de abalorios y un esquema bien detallado. La aguja que se utiliza es especial, muy fina y sin engrosamiento por la parte del agujero. Suelen ser las agujas de los números 10, 11 o 12 dependiendo de los abalorios utilizados. Así el proceso de ensartar las bolitas no causará ninguna dificultad.
Dado que en el proceso del bordado el hilo sufre una tensión importante, es preferible elegir un hilo especial de poliester o monofilamento transparente. El color del hilo se determina por el color de la tela base, incluso si los colores de los abalorios son contrastes. Es aconsejable empezar el proceso de aprendizaje con el hilo de no más de 30-40 cm de largo.

Los abalorios pueden ser de diversas formas, pero en el mismo cuadro se utilizan las bolitas de un tipo determinado. Para asegurarnos podemos contar la cantidad de los abalorios necesarios contando previamente el número de casillas en el esquema. Por cada gramo de abalorios de un tamaño medio corresponden unas 80 bolitas.

Para facilitar el trabajo con materiales tan pequeños como los abalorios, se recomienda utilizar diferentes organizadores y recipientes de almacenamiento.

En el lugar de trabajo se coloca un paño suave de un color claro, por si acaso cayeran los abalorios. Y la luz ambiental lo suficientemente brillante reduce la fatiga visual a la hora de bordar.

Aguja para bordar con abalorios

Primeros pasos: técnicas del bordado

En el desarrollo de las técnicas del bordado con abalorios para una costurera principiante se aconseja elegir un esquema pequeño con una descripción detallada de los métodos y procedimientos de trabajo.

Para el bordado de diferentes esquemas se utilizan diferentes técnicas. Cada uno puede elegir por sí mismo la técnica que sería más conveniente y cómoda en su caso. Pero en la mayoría de los casos se borda en técnica llamada “mediocruz” o punto “monasterio”.

mpezando a bordar con abalorios su primer trabajo, hay que asegurar el hilo con un nudo y en la parte delantera fijar el hilo con una pequeña puntada hacia atrás, aunque las costureras con experiencia en bordados no lo hacen. Realizando este tipo de puntada en la parte delantera se hacen puntos en diagonal con los abalorios ensartados mientras en el lado posterior se quedan puntos en vertical. Es extremadamente importante asegurarse de que las puntadas diagonales siempre se hacen en la misma dirección. Cuando el hilo se termina, es necesario dar la vuelta al trabajo y asegurar bien el hilo – al igual que en la costura convencional.

Punto medio-cruzEn algunas obras de bordado con abalorios se aplica la técnica de bordado circular. En estos casos se utilizan los puntos de bordado “lineal” o “acechado”.Puntos lineal y acechado

Si el trabajo de bordado no necesita una densidad fuerte, es posible aplicar el punto de bordado llamado “arqueado”. En esta técnica de bordado con abalorios cada puntada lleva mas de una bolita, y solo la ultima bolita de la fila se cose a la tela.Punto arqueadoSi deseáis información más detallada sobre los tipos de puntadas utilizadas podéis leer nuestro post sobre los TIPOS DE PUNTOS mas utilizados para bordar con abalorios.

Una parte posterior precisa, independientemente del tipo de bordado utilizado es un indicador de las lecciones bien aprendidas y la clave para una apariencia presentable de los cuadros bordados acabados.

Hay que aprender a mantener la misma tensión del hilo durante el proceso de bordado. No hay que apretar demasiado, ni dejar muy suelta la puntada. Esto evitará distorsiones de la obra terminada.

Para mejorar la resistencia del hilo y facilitar el proceso de bordado a veces se utiliza cera de abeja natural.

Muchas mujeres que todavía no están familiarizadas con el lado práctico del bordado con abalorios, creen que este tipo de manualidades – es una labor demasiado complicada y trabajosa. Es realmente un trabajo duro, pero sólo los que se atreven a intentarlo, rápidamente se darán cuenta de lo placentero que es crear la exquisita belleza de los bordados con abalorios con sus propias manos.

Los cuadros, bordados con abalorios no solo pueden llegar a ser un regalo original para familiares y personas cercanas, sino también un elemento de la decoración muy estiloso.

Acesorios necesarios para el bordado con abalorios

Equipo necesario

Cada persona creativa sin duda se ha enfrentado alguna vez a una situación en la que en el transcurso del trabajo le ha faltado un elemento u otro. Por lo tanto, lo primero que se necesita es preparar el lugar de trabajo e instalar la iluminación correcta.

Y para el bordado vais a necesitar:
– el esquema con el patrón impreso sobre la tela;
– hilo de poliester;
– Una aguja especial para bordar con abalorios;
– unas tijeras;
– abalorios de cristal checos;
– contenedores e organizadores para las bolitas.

Acabado del trabajo

El trabajo ideal – no sólo es un dibujo bonito hecho con amor sino también un acabado armonioso.

Uno de los métodos más populares del acabado es el “efecto Passepartout”. Es notable por el hecho de que el acabado forma una pequeña parte del dibujo. Es importante recordar que en este caso las desventajas del bordado se van a quedar claramente notables. El passepatout no debe contrastar con el resto del trabajo, sino más bien enfatizar los beneficios del mismo.

Para un buen acabado de la obra hay que tener en cuenta lo siguiente:
– No se aconseja combinar colores con grandes contrastes;
– dado que los tonos “relacionados” con frecuencia se fusionan, es deseable “agregar” entre ellos otros tonos distintos.

Cuadro bordado con abalorios

 

Conclusión

Muchos creen que el bordado con abalorios – no sólo es un trabajo creativo, sino también una terapia. Este emocionante proceso sirve para las personas con gran paciencia y perseverancia, dotadas de notable imaginación.

Con el enfoque adecuado, el proceso de trabajo con los abalorios es capaz de traer un montón de emociones agradables tanto a las costureras con gran experiencia como a las novatas. Si te gusta bordar en punto de cruz, o hacer otros tipos de manualidades no dudes de probar este nuevo labor y nosotros te ayudaremos proporcionando todos los materiales necesarios, que puedes adquirir en nuestra tienda online AbaloriosArt.com.

button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *